#niunamas #sitocasaunanostocasatodas #noalmachismo #heforshe #nomasviolenciacontralamujer

En esta ocasión, y tras ver en los medios, en Internet, en redes sociales y en mí propio alrededor, he decidido compartir algo que me aterra, algo que me da tremenda repulsa, un asco profundo y visceral, algo que es intolerable, algo que tan sólo es la punta de un iceberg oscuro y fuerte que nos condiciona a tod@s sin discriminación.

Tan sólo van a seguir unas pocas líneas que me surgieron hace sólo un par de días escuchando y leyendo testimonios de mujeres, adolescentes y niñas que han sufrido el abuso físico y sexual por parte de seres que se creen superiores sólo por nacer con el “sexo fuerte“. Unas líneas que me recorrieron el interior de forma violenta, golpeando mi cerebro desde dentro, pidiendo ser expulsadas de mí para intentar crear empatía a tod@s aquellos que todavía tienen la venda del machismo frente a sus ojos.


 

Frío, en la calle, en el aire, en el alma…

De un umbral oscuro, de un callejón angosto, de entre un arbusto marchito, de cualquier lugar hostil -no lo recuerda bien- ella sale, deambulando con los brazos caídos a los lados, sin fuerza, casi muertos; las piernas arqueadas hacia los lados, flexionando las rodillas sin a penas fuerza  que parece que van a ceder y partirse como dos mondadientes usados; da desafortunados y débiles pasos que chapotean tristemente en el suelo todavía húmedo.

Sin fuerza, se apoya como puede en un muro, en un fanal, en un árbol -no lo recuerda bien- intentando llegar a algún sitio, a algún lugar lejos de esa repugnante pesadilla que acaba de vivir. Sus ojos miran el suelo, sin embargo no ven por donde van, están en otra parte, allende ese sórdida trauma, intentando no volver.

Finalmente, se sienta, se tumba, se derrumba -no lo recuerda bien- y pasan las horas… Su cuerpo duele, sangra, se debilita y se vuelve una horrible cárcel de culpa, de vergüenza y desprecio, de un pesar que la arrastra hasta un pozo más oscuro que la propia noche en la que todo ha ocurrido… Confusión… Desconsuelo… Pesar…

De sus ojos perdidos manan lágrimas infectadas de impotencia, de ultraje, de rabia y de sus labios rotos una voz ronca y dolorosa se pregunta sin cesar ¿por qué?

#niunamas

#sitocasaunanostocasatodas

#noalmachismo

#nomasviolenciacontralamujer

#heforshe