(Casi) un mes de parón

¡Muy buenas tardes estimad@s lector@s!

He estado prácticamente un mes sin actividad en el blog y la verdad no tengo excusa, ¿o quizás sí?

Básicamente he estado sin actividad puesto que he estado preparando y posteriormente disfrutando de mis 15 días de vacaciones. Ahora que he vuelto a la “rutina”, retomo el blog y voy a intentar tirar de un proyecto en el mismo.

Mi intención es abrir un par de secciones más en el mismo blog; una de ellas es esta: la sección de Noticias, en la que el objetivo será informar de si va a haber algún otro parón o será una sección dedicada a anunciar nuevas entradas, entre otras cosas que pueden ocurrir.

La otra sección estará dedicada a uno de mis pasatiempos: la comida. Me gusta ir a restaurantes, bares, cafeterías, bistrots etc. a probar sus platos, pero también me encanta probar recetas en casa. Así que esa amplia sección estará dedicada al mundo del “ñam, ñam” y a su disfrute. Y no, no me voy a apuntar a Masterchef porque a mí me gusta cocinar en calma, con una cervecita o un vinito, una serie de fondo y sin una voz chillona que te diga cada dos por tres eso de “aspirantes, ¡os quedan 10 minutos!”

También he pensado que podría abrir una sección que le haga la competencia a la ya existente “Cuentos de Invierno”, sin embargo se tratará de una sección especial en la que quiero volcar algo que me tiene mosqueado* desde hace ya muchos años. A lo mejor, después de tanto tiempo, ahora quizás sea el momento de lanzarme. En mi mente, se trata de una sección con una historias por episodios, como en las revistas de finales del siglo XIX o principios del XX en las que autor@s publicaban sus narrativas y según la acogida que tenían, seguían de una forma u otra. ¡Puede ser muy divertido!

Creo que por ahora esto será todo. Espero que tengáis tod@s un magnífico verano, que las olas de calor no os ahoguen mucho, que los mosquitos os sean indulgentes, que las tormentas de verano no os arruinen las fiestas de vuestros pueblos y que sobre todo disfrutéis al máximo.

 

Invierno